Imprimir

¿Son enfermos?

El síndrome de Down no es una enfermedad y no debe ser tratado como tal.

En ocasiones, como consecuencia de un déficit en su sistema inmunológico, los niños con síndrome de Down, sobre todo en los primeros años de vida, son más susceptibles a sufrir infecciones, principalmente en sus aparatos respiratorio y digestivo.

Esta propensión va disminuyendo al aumentar la edad, de tal forma que, después de los 5 años de edad, la mayoría no sufren más enfermedades infecciosas que el resto de los niños.