Imprimir

¿Se puede prevenir el síndrome de Down?

No es posible saber antes de la concepción si una pareja tendrá un hijo con síndrome de Down. Una vez formado el feto, la mujer embarazada puede solicitar un diagnóstico prenatal para conocer la dotación cromosómica del feto en gestación.

Existen diversas pruebas, siendo las más frecuentes:

  1. Amniocentesis: prueba diagnóstica que consiste en la extracción, mediante una punción abdominal y a través del útero, de una pequeña muestra de líquido amniótico, que es el que rodea al feto durante toda la gestación. Esta prueba se suele realizar, para diagnóstico prenatal, preferentemente entre las semanas 15 y 16 de gestación. (Riesgo del 1% de pérdida fetal).

  2. Biopsia de corión: prueba diagnóstica mediante la extracción y posterior análisis de una pequeña muestra de tejido procedente de la placenta. La extracción se efectúa, ya sea por vía abdominal o vaginal, entre las semanas 10 y 13 de embarazo. (Riesgo del 2% de pérdida fetal).

  3. Screening bioquímico: prueba de despistaje, que tiene como finalidad la detección de aquellos embarazos donde existe un mayor riesgo de síndrome de Down.