Imprimir

¿Pueden hacer deporte?

Las personas con síndrome de Down pueden, e incluso deberían, realizar ejercicios físicos o algún tipo de deporte. Se debe tener en cuenta que algunos deportes, sobre todo aquellos en que no existe un contacto físico y favorecen una autoestimulación, como atletismo, natación, etc., son ideales para las personas con síndrome de Down.

La limitación del ejercicio físico sólo está justificada cuando existe una lesión de carácter médico, como puede ser una cardiopatía o una inestabilidad a nivel del cuello; en estos casos se ha de adaptar el ejercicio a las condiciones individuales. Es importante hacer una exploración física completa antes de iniciar cualquier tipo de deporte, incluso si no es para competir.